Mes: marzo 2016

FELIZ DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER: ENTREVISTA DISCAPNET

Entrevista a la Asociación Xarxa, mujeres con discapacidad 

Déborah M. Labrador (Portal Discapnet / 8 de marzo de 2016)

“LAS MUJERES CON DISCAPACIDAD SEGUIMOS SIENDO INVISIBLES EN GRAN MEDIDA”, Juana Andrés, Asociación XARXA.

Como ya hemos comentando y ha quedado refrendado en estudios e informes, la mujer con discapacidad, se ve expuesta a una doble desigualdad en muchas ocasiones, una por ser mujer, y la segunda por su discapacidad. De esa forma, hay que hacer esfuerzo, dar una vuelta de tuerca más, para que se vea incluida en la defensa de la igualdad y la lucha por sus derechos.

Hay que darle un apoyo, y es lo que hacen diversas asociaciones de mujeres con discapacidad, cuyo fin es dedicarse a dar voz y diversos servicios a las mujeres con discapacidad.

En este día 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, hemos querido acercarnos a una Asociación valenciana, la Asociación de Mujeres con Discapacidad XARXA, para que nos expliquen de primera mano cuál es su perspectiva sobre la mujer, cuál es su función desde la asociación.

Juana Andrés Cambra, como Secretaria General de la Asociación de Mujeres con Discapacidad XARXA, atendió nuestras consultas, para que sepamos más sobre su trabajo

Probablemente hay avances en la igualdad y defensa de derechos, pero ¿son suficientes? ¿Qué pasos quedan por dar?

Desde el año 1999 estoy muy implicada en toda la problemática que afecta tanto a niñas como a mujeres con discapacidad, habiendo participado desde entonces en múltiples acciones desarrolladas al respecto. En este sentido, por supuesto que ha habido ciertos avances en la igualdad y defensa de los derechos de las mujeres. Sin embargo, las mujeres con discapacidad seguimos siendo invisibles en gran medida.

Por ello, como corredactora del Plan de Acción para Mujeres con Discapacidad, estoy muy interesada en el desarrollo y planificación de acciones específicas para mejorar la calidad de vida y normalización de las niñas y mujeres con discapacidad, poniendo de relieve que se ha de trabajar conjuntamente y de manera transversal para conseguir una igualdad real y efectiva en todos los ámbitos y, de manera destacada, en la lucha contra la violencia de género ejercida hacia las mujeres con discapacidad.

Por todo ello, quedan bastantes pasos por dar. Entre ellos, incluir las necesidades de las mujeres y niñas con discapacidad en todos los programas específicos, sensibilizar y formar a profesionales, aplicación del principio de transversalidad en todas las acciones, conseguir atención e información especializada y accesible, eliminar las barreras arquitectónicas y de comunicación, incluir la discapacidad de forma efectiva como indicador, reunir datos desagregados de manera sistemática, o mejorar la legislación. Todo ello para conseguir la normalización.

¿Qué apoyo habéis encontrado en los últimos años que ha sido esencial para ayudar a las mujeres con discapacidad y su integración e igualdad?

El mejor apoyo que hemos encontrado ha sido el voluntariado. El altruismo de las personas voluntarias que colaboran con la Asociación impartiendo talleres de manera gratuita y realizando gestiones de apoyo a usuarias, ha sido una gran ayuda para las socias de la entidad.

¿Qué servicio prestáis en vuestra asociación?

La Asociación de Mujeres con Discapacidad XARXA está formada por 496 mujeres con discapacidad con las que se trabaja para lograr la plena normalización y una igualdad de género real. Para ello, contamos con un espacio de información, formación y diálogo donde niñas y mujeres con discapacidad contribuyen a la consecución de la igualdad real de oportunidades.

Los servicios que se prestan son: Información especializada desde un punto de vista integral, asesoramiento jurídico, apoyo psicológico, orientación sociolaboral, formación en Nuevas Tecnologías, fomento del asociacionismo femenino y lucha contra la violencia dirigida hacia las mujeres con discapacidad; todos estos servicios son gratuitos y están dirigidos a conseguir el empoderamiento de las mujeres con discapacidad y una igualdad real. La atención se presta individualmente de manera presencial, telefónica y online.

Por otra parte, dentro de los diferentes servicios se realizan talleres en grupos reducidos (10 – 15 mujeres). Me gustaría mencionar algunos de ellos: Taller de búsqueda de empleo, taller de empoderamiento para el crecimiento personal, taller de empoderamiento para mujeres con discapacidad víctimas de violencia (Impulsa2), taller de videocurriculum y movilización del videocurriculum en las Redes, taller de seguridad en las redes.

¿Cuáles son los principales problemas o barreras con los que se topan las mujeres con discapacidad?

El principal problema sigue siendo la falta de igualdad de oportunidades (por razón de género y discapacidad) en todos los ámbitos (sociosanitario, cultural, social, educativo, laboral, deportivo), así como la invisibilidad que sufrimos en la sociedad.

En mi opinión, la conmemoración del día 8 de marzo como Día Internacional de la Mujer tiene un gran significado. Primero, porque el día tiene gran relevancia, ya que se lo debemos al grupo de mujeres trabajadoras del textil que el 8 de marzo de 1857 tomó la decisión de salir a las calles de Nueva York a protestar por las míseras condiciones en las que trabajaban. Por otra parte, porque refleja la lucha de la mujer por alcanzar una participación plena en la sociedad en igualdad de condiciones que los hombres.

En este sentido, considero importante visibilizar el valor de la mujer para alcanzar la igualdad. No obstante, no debería relegarse a un único día ese valor. El hecho de que todas las personas (mujeres y hombres) celebremos este día con infinidad de actos ayuda a sensibilizar y a mejorar la realidad, pero no hemos de olvidar que esta realidad ha de verse y luchar por superarla todos los días.

Estamos de acuerdo, ese trabajo ha de ser un trabajo del día a día…¿Podríais hacernos llegar algunos mensajes de mujeres de la asociación sobre este día? ¿Cómo os sentís hoy día, en la actualidad, siendo mujer y con discapacidad?

Diferentes socias de la entidad han querido manifestar su opinión al respecto… aquí adjuntamos sus mensajes por el día de la mujer

  • Isabel: “Me siento bien. La gente va aceptando que aunque tengamos una discapacidad podemos hacer cualquier trabajo, pero hay algunas personas que sigue encontrándonos inútiles y no nos respetan. También quiero decir que hoy en día, la sociedad se esfuerza por ver cómo soy interiormente, más allá de lo que ven a primera vista”.
  • Sonia: “Me siento una más. Y, en relación al trato, no noto cambios de antes a ahora quizás por la época en la que he nacido. También siento que piensan que mi enfermedad no es muy grave, porque me dicen que hay gente con peores enfermedades.”
  • Maite: “Me siento a veces marginada por la gente. De antes a ahora, en la actualidad, ha cambiado un poco a mejor, aunque la gente no es consciente de muchas cosas que necesitamos”.
  • Josefa: “En mi caso no he percibido ninguna discriminación, ni por ser mujer ni por tener discapacidad. Por lo tanto, me siento satisfecha. También pienso que se respeta mucho más hoy en día a las mujeres con discapacidad y, en cuestión de ayudas, hay unas poquitas más ahora”.
  • Encarna: “ Me siento orgullosa de ser mujer con discapacidad y trabajadora. Me valoran y me siento capaz”.

Gracias a la Asociación, a Juana Andrés, y a todas estas mujeres, que han querido brindar su voz y su mensaje, en este día. Juntas hacemos más… seguro quesí.

http://salud.discapnet.es/Castellano/Salud/Recursos/DiasMundiales/Paginas/entrevista_asociacion_xarxa_dia_mujer.aspx

1 Mar

TALLER DE EMPODERAMIENTO

TALLER DE EMPODERAMIENTO PARA MUJERES CON DISCAPACIDAD VÍCTIMAS DE VIOLENCIA

 En el marco de la convocatoria IMPULSA 2, Impulsa tu entorno Comunidad Valenciana, la Asociación de Mujeres con Discapacidad XARXA ha comenzado la selección para la participación en el Taller de Empoderamiento para Mujeres con Discapacidad Víctimas de Violencia.

 DESCRIPCIÓN:

Según el Informe sobre Discapacidad de la Organización Mundial de la Salud (OMS, 2011): “Las mujeres con discapacidad viven en una situación de subordinación e inferioridad en todas las partes del mundo”. 

Si a ello se suma, por su vulnerabilidad, las diferentes situaciones de violencia y discriminación que sufren, se hace evidente que las mujeres con discapacidad que se encuentran en esta situación necesitan un apoyo para vencer ese miedo y conseguir una alta autoestima. 

En este sentido, a través de la implementación de diferentes talleres, se va a conseguir el empoderamiento. 

Se ha de señalar que:

 – A partir de los 18 años, la incidencia del maltrato es mayor entre las mujeres con discapacidad que en el resto de mujeres. 

– El 13% de las mujeres con discapacidad son maltratadas, frente al 9,4% de las mujeres sin discapacidad. 

– Del total de personas con discapacidad víctimas de malos tratos, 2/3 son mujeres. 

– En las mujeres con discapacidad. se ejerce el maltrato en porcentaje de mayor frecuencia en un 37%.

La Ley Integral 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género; la Ley Valenciana, aprobada en noviembre de 2012; diferentes Resoluciones de las Naciones Unidas, Manifiestos de las Mujeres Europeas con Discapacidad; así como el Instrumento de Ratificación de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, destacan que: “Deberán adoptarse todas las medidas para que las mujeres y niñas con discapacidad puedan disfrutar plenamente y en igualdad de condiciones de todos los derechos humanos y libertades fundamentales”. 

En España, más de 3’5 millones de personas tienen algún tipo de discapacidad. De ellas, casi el 60% son mujeres. 

Según el Informe sobre Violencia de Naciones Unidas ejercida en Niñas con Discapacidad de Naciones Unidas: el 80% de las mujeres con discapacidad son víctimas de violencia y su riesgo de sufrir abusos sexuales es cuatro veces mayor que el de la población general: Por ser mujer y por tener una discapacidad.

Entre los factores que influyen en su mayor vulnerabilidad, hay que destacar: los estereotipos existentes relativos a las situaciones de dependencia e incapacidad de las mujeres, la creencia de que no pueden presentar una denuncia, su aislamiento y exclusión de la sociedad, o la dependencia que tienen de otras personas con las que normalmente conviven.

Además, cuentan con escaso apoyo y asesoramiento, y la ausencia de datos dificulta la profundización en este ámbito. 

Por tanto, las mujeres con discapacidad son más vulnerables, más indefensas, tienen mayores dificultades para detectar que son víctimas de violencia, y mayores dificultades para denunciar. 

Las mujeres con discapacidad que han sido víctimas de discriminación o violencia en algún momento de su vida tienen una autoestima muy baja. Por ello, el primer paso para superar esa situación es trabajar con ellas para descubrir y potenciar las capacidades y recursos propios, empoderando a la mujer y favoreciendo de este modo el enriquecimiento personal, así como el aprendizaje de técnicas para afrontar conflictos y relaciones desigualitarias. 

Por todo ello, a través de este proyecto se atienden las necesidades de mujeres con discapacidad con baja autoestima por haber sufrido violencia o discriminación. 

La importancia de atender esta necesidad radica en el hecho de que, habiendo pasado la situación de violencia o discriminación en el tiempo, ésta no ha sido superada por la mujer, lo cual la lleva a estar decaída o sentirse deprimida y con miedo, siendo necesario su empoderamiento.

OBJETIVOS: 

Objetivo general: Empoderar a las mujeres con discapacidad que han sido víctimas de violencia y/o discriminación en algún momento de sus vidas. 

Objetivos específicos: 

– Elevar la autoestima.

– Conseguir la recuperación.

– Fomentar la autonomía.

– Conseguir la participación social como espacio de desarrollo.

– Potenciar la participación activa.

– Dar a conocer los diferentes canales de denuncia.

– Sensibilizar y concienciar a la sociedad. 

Para conseguir estos objetivos, la Asociación trabajará con las mujeres que componen el grupo de manera individual y grupal en sesiones semanales de dos horas de duración durante seis meses.

El cambio y efecto concreto que se pretende conseguir a lo largo de las sesiones de trabajo es la recuperación total de la mujer. 

Se espera que tras las periódicas reuniones individuales y las 24 sesiones grupales, las mujeres mejoren el conocimiento de sí mismas, superen sus miedos, consigan una mejor autonomía e independencia que les permita controlar sus propias mirando hacia delante y sintiendo que no son inferiores (ni por ser mujer, ni por tener una discapacidad, ni por haber sufrido violencia y/o discriminación).

METODOLOGÍA Y FOMENTO DE LA PARTICIPACIÓN:

El proyecto se va a desarrollar con un grupo reducido de 12 mujeres con discapacidad que tienen baja autoestima por haber sufrido violencia y/o discriminación, que cuentan con la mediación de una Psicóloga que se encargará de impulsar los procesos de cambio en cada una de ellas a través de una metodología activo-participativa. 

Para fomentar la participación dentro del grupo, la profesional se encargará de desarrollar dinámicas dirigidas en las que se conseguirán los objetivos y resultados esperados. 

Entre las dinámicas que se van a desarrollar, cabe destacar el intercambio de experiencias y roles, así como actividades de comunicación verbal y no verbal, autoestima, autoconcepto e imagen corporal.

 SEGMENTO POBLACIONAL OBJETIVO:

El proyecto se dirige a un grupo 12 mujeres con discapacidad de cualquier edad que han sufrido violencia o discriminación en algún momento de sus vidas y tienen una autoestima baja. 

La razón de centrar el proyecto en este grupo concreto de población se debe a que estas mujeres han sufrido una múltiple discriminación (por ser mujer y tener una discapacidad y, a su vez, haber sido víctima de violencia y/o desprecio), siendo necesario trabajar con ellas para reforzar su baja autoestima.

Para empoderar a este grupo de mujeres, las estrategias de comunicación que se realizarán son: tanto entrevistas personales, como trabajo en grupo semanal para fomentar el intercambio de experiencias e intercambio de roles y, mejorar de este modo, el refuerzo de la autoestima. 

Para componer el grupo (12 mujeres), la Psicóloga de la entidad citará a las mujeres interesadas y realizará entrevistas personales, seleccionando a aquellas que muestren un nivel de autoestima más bajo.

Si estás interesada, ponte en contacto con la Asociación.

Traducir »
ZOOM